en | es | val
en · es · val

Cáncer de colon

diagnóstico · tratamiento · investigación

ivo.es Cáncer de colon
a

Qué es el cáncer de colon

El cáncer de colon es el tumor más frecuente en la población general. En España se diagnostican 26.000 casos nuevos anualmente y es la segunda causa de muerte por detrás del cáncer de pulmón. La incidencia del tumor aumenta a partir de los 50 años hasta llegar a su pico de incidencia en la década de los 80 años.

Etiología o causas del cáncer de colon

Los factores de riesgo más destacados son la dieta rica en grasas insaturadas y carne roja. El sedentarismo, el alcohol y el tabaco también se relacionan con una mayor incidencia de cáncer de colon.

Estos factores son sin embargo modificables. Por lo tanto se recomienda una dieta rica en fibra, frutas, verduras y pescado.

Aproximadamente el 95% de los tumores de colon son esporádicos (es decir, sin un componente familiar o hereditario) y sólo el 5% tienen un componente genético habitualmente asociado a la poliposis adenomatosa familiar y el Síndrome de Lynch.

El 15% de los casos esporádicos, sin embargo presentan alteraciones genómicas similares al cáncer hereditario como la inestabilidad de microsatélites o la mutación MLH1.

Los cánceres esporádicos presentan una mutación del gen BRAF, por lo que es importante su determinación para   diferenciar ambos tipos.

Epidemiología del cáncer de colon

26.000

En España se diagnostican 26.000 casos nuevos anualmente

Es la segunda causa de muerte por detrás del cáncer de pulmón

50 años

La incidencia del tumor aumenta a partir de los 50 años

Síntomas

En la mayoría de casos existe una alteración en el ritmo deposicional normal con alternancia entre estreñimiento y diarrea y ocasionalmente sangre o moco con las heces.

En las primeras etapas de la enfermedad las manifestaciones clínicas suelen ser sutiles. En la mayoría de casos existe una alteración en el ritmo deposicional normal con alternancia entre estreñimiento y diarrea y ocasionalmente sangre o moco con las heces.

En los tumores localizados en el colon derecho es más frecuente la presencia de sangrado oculto con las heces que se traduce en una anemia microcítica, astenia y pérdida de peso.

En los tumores del colon izquierdo la clínica está más relacionada con la obstrucción intestinal y estreñimiento y es más infrecuente la presencia de masas abdominales.

 

En los casos más evolucionados se puede presentar como un cuadro de dolor abdominal intenso secundario a la perforación del tramo intestinal afecto, y en otras situaciones fistulizando a otros órganos cercanos (vejiga, vagina, uretra…).

La importancia del diagnóstico precoz

El cáncer de colon, dada su elevada prevalencia y su pronóstico asociado a su detección precoz, se encuentra dentro de los programas de cribado poblacional mediante test de sangre oculta en heces y posteriormente la colonoscopia completa si éste es positivo.

Estos controles se deben ofrecer a partir de los 50 años y si hay antecedentes de primer grado o poliposis adenomatosa a partir de los 40 años.

Cómo se diagnostica

El cáncer de colon, dada su elevada prevalencia y su pronóstico asociado a su detección precoz, se encuentra dentro de los programas de cribado poblacional mediante test de sangre oculta en heces y posteriormente la colonoscopia completa si éste es positivo. Estos controles se deben ofrecer a partir de los 50 años y si hay antecedentes de primer grado o poliposis adenomatosa a partir de los 40 años.

El diagnóstico definitivo tanto clínico como histológico de un tumor de colon es la realización de una colonoscopia completa que presenta una sensibilidad próxima al 95%.

Tras el diagnóstico histológico de una neoplasia de colon, es preceptivo la realización de una tomografía tóraco-abdomino-pélvica (TAC) para evidenciar la presencia o no de lesiones metástásicas a distancia, afectación de órganos vecinos o presencia de signos de carcinomatosis peritoneal.

La resonancia magnética hepática es necesaria en los casos donde existen dudas de lesiones hepáticas para filiar su naturaleza.

La realización de PET/TAC no parece añadir más información en la evaluación rutinaria del cáncer de colon, sin embargo puede ser útil ante la sospecha de enfermedad metastásica para planificar su tratamiento posterior.

El diagnóstico se completa con un estudio de marcadores tumorales (CEA y CA 19.9).

Estadio tumoral

Para conocer con exactitud la extensión de la enfermedad, ésta se clasifica según el sistema  TNM ( Tumor, Node, Metastases) de la Union for International Cancer Control (UICC).

Tumor primario T

Tx: No se puede valorar el tumor primario

T0: No hay evidencia de tumor primario

Tis: Carcinoma in situ

T1: El tumor invade la submucosa

T2: El tumor invade la muscular propia

T3: El tumor invade la subserosa o tejidos pericólicos

T4: El tumor invade otros órganos o perfora el peritoneo visceral

T4a:Perfora el peritoneo visceral

T4b: Invade otros órganos

Ganglio linfático N

Nx: No se pueden valorar los ganglios regionales

N0: No hay metástasis ganglionares

N1: Metástasis en 1-3 ganglios regionales

N1a: Metástasis en 1 ganglio

N1b: Metástasis en 2-3 ganglios

N1c: Depósitos tumorales satélites sin afectación ganglionar

N2: Metástasis en 4 o más ganglios regionales

N2a: Metástasis en 4-6 ganglios

N2b: Metástasis en más de 7 ganglios

Metástasis M

M0: Ausencia de metástasis

M1 : Metástasis a distancia

M1a: Metástasis en 1 órgano

M1b: Metástasis en más de un órgano

M1c: Metástasis en peritoneo con/sin afectación de otro órgano

Tratamiento del cáncer de colon

El tratamiento dependerá del estadio de la enfermedad y la situación clínica del paciente. En todos los casos, la decisión terapéutica ha de ser consensuada en el Comité Multidisciplinar de Tumores Digestivos.

Tras el estudio histológico definitivo se determina nuevamente en el Comité de Tumores Digestivos si el paciente va a precisar tratamiento quimioterápico complementario o no. Los factores de mal pronóstico que condicionan esta decisión son: tumores T4, tumores perforados, afectación metastásica, ganglios metastásicos o < de 12 analizados, CEA preoperatorio elevado, afectación linfovascular. 

Aproximadamente el 20-25% de los pacientes presentan metástasis en el momento del diagnóstico (metástasis sincrónicas) y otros tantos presentarán metástasis en el seguimiento (metástasis metacrónicas). La cirugía hepática sobre las metástasis hepáticas, la cirugía torácica sobre las pulmonares y la cirugía oncológica peritoneal hipertérmica sobre las metástasis peritoneales, consiguen, junto a la quimioterapia, consiguen en casos muy seleccionados supervivencias de un 40-45% a los 5 años.

En el cáncer de colon, el tratamiento quirúrgico es la base en la mayoría de casos. Su objetivo es extirpar el tramo intestinal afecto y su territorio de drenaje linfático, con unos márgenes de seguridad amplios. Si existe una afectación de algún órgano o estructura adyacente, la resección ha de ser en bloque.

La vía de abordaje más empleada en la actualidad es la mínimamente invasiva, ya sea laparoscópica o robótica pero respetando los mismos preceptos de la cirugía oncológica descritos anteriormente.

La técnica quirúrgica variará según la localización del tumor primario en el colon derecho (hemicolectomía derecha o hemicolectomía derecha ampliada) o en el colon izquierdo (hemicolectomía izquierda, sigmoidectomía). En la mayoría de los casos se realiza una anastomosis primaria para reconstruir la continuidad intestinal. En algunos casos como en las cirugías urgentes o en pacientes con factores de riesgo asociados se puede optar por la confección de un estoma temporal o definitivo.

Aproximadamente el 20-25% de los pacientes presentan metástasis en el momento del diagnóstico (metástasis sincrónicas) y otros tantos presentarán metástasis en el seguimiento (metástasis metacrónicas). La cirugía hepática sobre las metástasis hepáticas, la cirugía torácica sobre las pulmonares y la cirugía oncológica peritoneal hipertérmica sobre las metástasis peritoneales, consiguen, junto a la quimioterapia, consiguen en casos muy seleccionados supervivencias de un 40-45% a los 5 años.

Tras el estudio histológico definitivo se determina nuevamente en el Comité de Tumores Digestivos si el paciente va a precisar tratamiento quimioterápico complementario o no. Los factores de mal pronóstico que condicionan esta decisión son: tumores T4, tumores perforados, afectación metastásica, ganglios metastásicos o < de 12 analizados, CEA preoperatorio elevado, afectación linfovascular. 

Aproximadamente el 20-25% de los pacientes presentan metástasis en el momento del diagnóstico (metástasis sincrónicas) y otros tantos presentarán metástasis en el seguimiento (metástasis metacrónicas).

Tratamiento del cáncer de colon en el IVO

Comité de tumores digestivos del IVO

El Comité de tumores digestivos está formado por un equipo multidisciplinar de profesionales expertos

Servicio de cirugía general y digestiva

El Servicio de cirugía general y digestiva ofrece la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de colon

Servicio de oncología médica

El equipo de profesionales del Servicio acompaña al paciente oncológico en todo el proceso de la enfermedad

Ensayos clínicos

La forma actual que tenemos de avanzar y mejorar el tratamiento del cáncer es mediante los llamados ensayos clínicos

Un ensayo clínico es un estudio de investigación llevada a cabo con personas y que permite tener más información sobre cómo reacciona el cuerpo ante determinados tratamientos. Generalmente se intenta buscar fármacos que mejoren eficacia a los que hasta ahora suponen la mejor opción terapéutica para los pacientes, o bien, presenten una eficacia similar, pero, con un perfil de toxicidad mejor.

Si se tiene en cuenta que casi todos los tratamientos disponibles en la actualidad son el resultado de investigaciones clínicas, destaca la relevancia de los ensayos clínicos.

EL IVO dispone de una unidad de ensayos clínicos para todos los tipos tumorales y participa en estudios fase 1-3 así como otros tipos. 

Vivir con cáncer de colon

afrontar el diagnóstico, recibir el tratamiento. ayuda psicológica y revisiones periódicas

Tanto si se recibe la noticia del diagnóstico inicial de cáncer como de una recaída, afrontar el hecho de padecer esta enfermedad es algo que puede provocar un impacto emocional abrumador. Cada persona tiene su propia forma de hacer frente a un diagnóstico de cáncer de colon, pero existen algunas recomendaciones que pueden ayudarle en este proceso:

  • Mantener la comunicación y la compañía de familiares y amigos, el entorno más cercano al paciente, capaz de proporcionarle una red de apoyo en todo el proceso
  • Hablar con otras personas que hayan sobrevivido al cáncer de colon o que se encuentren en la misma situación. Existen multitud de asociaciones o grupos de apoyo de ámbito local y nacional. La Asociación Española Contra el Cáncer es la más conocida.
  • Informarse para tomar las mejores decisiones acerca del tratamiento y los profesionales médicos.

diagnóstico precoz

Medicina nuclear

CIRUGÍA ROBÓTICA

radioterapia