Osteosarcoma

Llamamos osteosarcoma (o cáncer de huesos) a aquella enfermedad tumoral procedente de las células del tejido óseo. Este tejido deriva del mesodermo, que es la parte del embrión que va a transformarse durante su desarrollo, en determinados tejidos como los músculos, cartílagos, articulaciones,  huesos, tejidos conectivos (por ejemplo los tendones), vasos sanguíneos y linfáticos y tejidos grasos.

Los huesos están compuestos de varios tipos de tejidos: el óseo, propiamente dicho, y otros, como el colágeno, fibroso, vascular etc. En el tejido óseo se identifican tres tipos diferentes de células: osteocitos, osteoblastos y osteoclastos. Cada una de ellas tiene una función que se complementa con la de las demás en un constante equilibrio.

Un tumor puede aparecer en cualquier parte de un hueso. Hay una gran variedad de tumores benignos óseos, cuya característica principal es que no invaden o infiltran los tejidos de alrededor del hueso. En el hueso también pueden aparecer tumores malignos que tienen la capacidad de invadir tejidos y dar metástasis a distancia.

El osteosarcoma es uno de los tipos de tumores óseos que destruye el tejido óseo normal y lo debilita. Se origina en las células óseas más inmaduras que son las que generan hueso nuevo (los osteoblastos). Es el tipo de cáncer del propio hueso más frecuente y, completamente, diferente de las metástasis de otros cánceres que afectan al hueso con frecuencia como los cánceres de próstata, mama o pulmón.

El osteosarcoma afecta, mayormente a personas entre 10 y 20 años aunque también aparecer en personas mayores de 40 años. Se forma en el propio tejido del hueso y sus células crecen invadiendo el hueso sano, debilitándolo. Son tumores que pueden desarrollarse en cualquier hueso del esqueleto y con frecuencia son capaces de extenderse y producir metástasis en otros sitios, principalmente, en el pulmón.

Para diagnosticarlo es necesario efectuar un análisis del propio tumor (biopsia) para que los patólogos al analizar la biopsia al microscopio nos den la información necesaria para tener un diagnóstico exacto y es a partir de aquí cuando el oncólogo, en colaboración con radiólogos y especialistas en medicina nuclear, debe efectuar las pruebas necesarias para conocer la extensión o estadio de la enfermedad y diseñar el mejor tratamiento para el enfermo.

Para tratar adecuadamente un osteosarcoma es necesaria la colaboración directa de un grupo de especialistas (cirujanos ortopédicos, oncólogos médicos y radioterapeutas), con experiencia en el tratamiento de esta enfermedad, para establecer la opción de tratamiento más adecuada según las características de la enfermedad y del enfermo y programar el seguimiento o vigilancia cuando termina el tratamiento.

Información complementaria

Ensayos clínicos

Complejo hospitalario Valencia
Edificio Antonio Llombart Rodríguez
Edificio José Simó
Edificio Consultas Externas
Nuevo edificio
Edificio Trade Center
Edificio Cruz
Otras unidades
VALENCIA Unidad de Diagnóstico Precoz
ALCOY Unidad de Radioterapia
CUENCA Unidad de Radioterapia
© 2015 IVO Fundación Instituto Valenciano de Oncología

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario en la web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies. Para mayor información pinche en el siguiente enlace.

ACEPTAR